Por qué invertir en finca rústica y terrenos puede resultar tan rentable

Laura
Laura

A pesar de que muchos inversores tienden a pensar que las inversiones en la zona rústica no son para nada rentables, la verdad es que sí lo son si se sabe cómo y cuando invertir. El mundo rural puede ofrecernos muchas posibilidades, de aquí que muchos inversores estén saliendo de las ciudades para comenzar a invertir en las zonas rústicas.

Por ejemplo, se puede adquirir una casa rural, reformarla y sacarla rentabilidad a través de su explotación con el turismo rural o directamente alquilarla. Además, esa vivienda siempre tiene la opción de revalorizarse en el tiempo, sobre todo si el pueblo donde hemos adquirido la vivienda coge protagonismo y el turismo es cada vez más fuerte en la zona.

Tras ponernos en contacto con Eikan.es, expertos en inversiones inmobiliarias en nuestro país, hemos podido darnos cuenta de que la compraventa de fincas rústicas ha aumentado un importante 3.8% en el último año. Esto demuestra que es un tipo de inversión que poco a poco está creciendo. Además, este año se espera que las compras aumenten, debido a que cada vez son más las personas que quieren tener fincas rústicas o casas rurales para salir de la ciudad. El coronavirus poco a poco está volviendo a poner de moda lo rústico y lo rural. Esto hace que poco a poco se vea como una inversión más rentable.

Cuanta más actividad mayor precio

Muchos inversores comienzan a tomar posiciones en la compra de fincas rústicas porque se están dando cuenta de que la demanda poco a poco está aumentando. Y como puedes imaginar, cuanta más demanda, más alto es el precio y en consecuencia más alta es la rentabilidad. Pero no todas las fincas rústicas tienen el mismo valor, todo depende de diferentes variables. Elegir bien hará que la rentabilidad pueda ser una u otra.

No es lo mismo adquirir una finca de secano que una de regadío, frutal… la rentabilidad dependerá de lo que se pueda obtener de la tierra. Pero independientemente del tipo de tierra, lo que está claro es que en los últimos años el valor de las tierras está creciendo, de aquí que poco a poco los inversores comiencen a ver con buenos ojos las fincas rústicas.

Por otra parte, las fincas rústicas no solo se pueden usar únicamente para la agricultura o la ganadería, sino que también se pueden usar para otros fines como el recreo o el turismo. Este último está dando mucho valor a lo rústico, gracias a que el turismo de interior cada vez está más de moda entre la población. Gracias al turismo, no solo se están revalorizando poco a poco las zonas rurales, sino que también están permitiendo repoblar la España vacía. La verdad, si se busca se pueden conseguir muy buenos chollos para más tarde sacarles rentabilidad.

¿De qué depende la rentabilidad de la actividad agraria?

Está claro que a la hora de valorar la rentabilidad que vamos a poder obtener con una finca rustica dependerá del fin que la vayamos a dar. Por supuesto, para obtener una buena rentabilidad es importante su localización y sobre todo el precio de compra. Si tenemos la suerte de realizar una compra económica, sacarla más rentabilidad será más fácil.

Por supuesto, dependiendo del fin de la finca rústica se podrá conseguir una rentabilidad u otra. Por supuesto, la rentabilidad no solo puede ser económica, sino que también puede obtenerse rentabilidad de ocio y comodidad para la familia del inversor. Es decir, según el uso que se la dé, la rentabilidad se disfrutará de una manera u otra.

En el caso de apostar por obtener rentabilidad de la finca a través de una actividad agraria la rentabilidad puede ser alta, sobre todo si tenemos en cuenta que en el último año la renta ha subido en un 3.4%, lo cual hace que la rentabilidad que se puede obtener sea superior. Esto se debe a que el valor obtenido de dichas fincas ha aumentado, tanto a nivel vegetal como animal. Por supuesto, la rentabilidad depende de la calidad de la producción y la zona, pero si la media aumenta, se demuestra que es una buena opción de inversión con el objetivo de sacar rentabilidad a la finca. Por supuesto, hay que tener en cuenta que para sacar rentabilidad a la finca a través de una actividad agropecuaria, es vital conocer cómo realizar el trabajo. Sino queda la opción de contratar a profesionales para que cultiven por nosotros la finca o alquilarla y sacar la rentabilidad a través del alquiler de la finca.

Buscando las fincas más económicas, los expertos nos han comentado que las mismas se encuentran en la zona de Castilla y León, Extremadura y Aragón. Pero los precios son muy variados, incluso dentro de la misma provincia. Una buena comparación y una buena visión de futuro siempre ayuda a conseguir comprar a buenos precios para obtener una rentabilidad superior. Por supuesto, no se recomienda adquirir fincas rústicas para dejarlas abandonadas porque en ese caso la rentabilidad será casi nula a no ser que los terrenos se revaloricen por algún motivo en cuestión.

Por otra parte, el acceso a la finca es muy importante a la hora de obtener una buena rentabilidad. No es lo mismo un acceso sencillo a través de la carretera que un acceso complicado a través de un camino. Las vías de comunicación son muy importantes, al igual que la situación frente a los puntos de interés cercanos también lo son.

Otra opción para adquirir una finca a un buen precio puede ser adquirirla directamente desde una herencia. Muchas familias reciben una finca de herencia y no quieren quedarse con ella. Para deshacerse de ella cuanto antes, suelen bajar bastante los precios, de aquí que sean una buena opción de inversión. Es más, si miramos la compraventa de fincas rústicas del último año, podemos darnos cuenta de que más de la mitad provienen de herencias.

Ahora solo hay que investigar las diferentes alternativas para adquirir las fincas que te ofrezcan una mayor rentabilidad. Una buena investigación hará que tengas éxito con la compra o sea un fracaso de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *