Opciones de financiación para reformar tu jardín o terreno

Laura
Laura

Mantener tu jardín en perfecto estado es lo ideal para poder disfrutarlo. Si tienes un terreno junto a tu casa y quieres darle una nueva vida, transformarlo en un espacio en el que puedas tumbarte a tomar el Sol y relajarte, es posible que pueda interesarte esta guía en la que te vamos a hablar de las diferentes opciones de financiación para reformar tu jardín, contándote cuáles son los detalles a tener en cuenta de cada uno de ellos, con el fin de que, cuando llegue la hora de firmar tu financiación, sepas exactamente qué es lo que tienes que hacer y cómo deberás devolver el préstamo que has solicitado.

Opciones más comunes de financiación para la reforma de tu jardín

Banco

Posiblemente el banco es una de las opciones más habituales que nos encontramos a día de hoy, siendo la primera para muchos puesto que confían en este tipo de financiación. Lo que debes de saber es que no siempre es la más recomendable, principalmente porque el dinero que pueden llegar a facilitarte no es tan alto como el que podrían darte otras entidades, como te explicaremos más adelante. Las personas que quieren reformar su jardín se van a encontrar con una lucha con el asesor del banco, sobre todo porque se va a pedir o solicitar un préstamo de una cantidad exacta de dinero, pero por lo general la entidad bancaria lo que hará será reducir este dinero hasta los niveles en los que piensa que será fácil recuperarlo por tu parte.

Esto lo hacen para salvaguardarse las espaldas, puesto que de esta manera sabrán que el dinero que están cediéndote, va a ser devuelto en su totalidad, aunque también incluyéndole los intereses, los cuales pueden ser en muchos casos bastante alto, quedando el coste final muy por encima de lo que en un primer momento ibas a solicitar. Por otro lado, también tienes que tener en cuenta que, cuando vas a pedir un préstamo a un banco, los requisitos son muy estrictos y se va a mirar al detalle todos tus movimientos en los últimos años, para comprobar tu solvencia con el dinero, además se te suele exigir que cuentes con una nómina para comprobar que tienes un trabajo estable con el fin de asegurarse que, durante los próximos meses o incluso años, tendrás los ingresos suficientes para seguir con el coste de la devolución del crédito.

Préstamos particulares de capital privado

Damos paso a otra de las opciones de financiación para reformar tu jardín que según los expertos financieros, cada vez está teniendo más visibilidad y, sobre todo, más aceptación por parte de aquellos que desean tener un dinero extra con el fin de realizar cualquier arreglo en sus parcelas o terrenos. Los prestamos particulares de capital privado son mucho más aconsejables que, por ejemplo, los que pueden facilitar los bancos, y es que los requisitos que estos piden para aceptar el crédito que estás pidiendo es mucho menor. Si quieres tener más datos sobre este tipo de financiación, puedes acudir a la web https://creditoparticular.es/ para tener todos los detalles, sin embargo a continuación te vamos a hablar de las principales ventajas con las que contarás con este modelo.

En primer lugar, lo que debes de conocer es que el dinero que vas a solicitar para reformar el jardín de tu casa va a ser exactamente el que hayas pedido, puesto que en estos casos la cantidad de dinero a percibir es la que has exigido, por lo que no te verás regateando con ningún asesor financiero y por lo tanto, tendrás una mayor comodidad a la hora de saber que tu jardín va a quedar tal y como quieres, sin necesidad de hacer ningún tipo de recorte, al no tener que amoldarte a lo que te da el banco y no a lo que tú siempre habías querido.

Otra de las ventajas que puedes encontrar en este método de financiación es que los requisitos serán prácticamente nulos o muy pocos, consiguiendo en estos casos un préstamo mucho más rápido y fácil que en otras circunstancias. Los créditos particulares de capital privado consiguen que en menos de una semana el dinero que hayas exigido esté listo e ingresado en tu cuenta para que puedas hacer con él todo lo que quieras, debiendo de saber que, a diferencia de los bancos, no tendrás que dar ninguna nómina ni nada por el estilo.

Subvenciones

Otra de las opciones para financiar tu reforma del jardín son las subvenciones que puede darte el Estado o incluso tu Comunidad Autónoma, aunque debes de saber que en la mayoría de los casos el dinero no va a ser ni mucho menos la cantidad que has deseado pedir, por lo que será bastante más reducida y tendrás que apañártelas con dicho dinero y con lo que tengas ahorrado. Aunque para muchos no sea suficiente el dinero que muchas subvenciones dan, puesto que suele ser bastante escaso, bien es cierto que pueden desahogar un poco y hacer algún que otro arreglo con dicho dinero. El punto negativo que tienen es que deberás de realizar un estudio y un análisis de todo lo que pretendes hacer, al igual que rellenar bastante papeleo para intentar que te den el dinero, puesto que aquí necesitarás mucha labia para lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *