Los mejores consejos para vender tu chalé o adosado

Laura
Laura

Si vas a cambiar de vivienda y quieres vender tu chalé o tu adosado existen algunas pautas que debes tener en cuenta para poder hacerlo de forma segura. A continuación te presentamos los mejores consejos y recomendaciones para vender tu chalé o adosado con garantías.

Las fotos son clave

Sin duda, a la hora de vender cualquier tipo de casa las fotos que tomes de ésta jugarán un papel clave, porque van a ser el primer contacto que un posible comprador tendrá con tu vivienda, sobre todo si quieres anunciar tu chalé o tu adosado en un portal online de venta de casas.

Además, en el caso de un chalé o de un adosado unas buenas fotos pueden hacer que recibas muchas más visitas, e incluso muchas más propuestas de compras que el hacer unas fotos con baja calidad.

Para ello es fundamental tener la casa lo más ordenada posible y libre de objetos personales, buscar una buena iluminación y fotografiar también los lugares exteriores en el caso del chalé o del adosado.

Un truco recomendado por los expertos es no fotografiar cada detalle, sino centrarte en los puntos fuertes del chalet (por ejemplo, si tiene zonas verdes, una cocina nueva y una piscina, éstas serían las partes a tener en cuenta para tomar las fotografías). Más tarde, cuando los posibles compradores acudan a conocer la casa ya verán las otras partes menos llamativas, pero en un primer momento, gracias a esta estrategia por lo menos conseguirás más compradores potenciales que si haces unas malas fotografías.

Elimina lo superfluo

Por otro lado, si quieres vender tu chalet o tu adosado lo antes posible y conseguir un buen precio por él, es fundamental que lo pongas en orden antes que nada. Retira todas tus cosas y elimina toda la decoración que consideres innecesaria, sobre todo los objetos personales. A la hora de vender un chalet o un adosado, cuanto más estilo minimalista esté decorado, más posibilidades verán los posibles compradores. En cambio, si les enseñas una casa llena de cosas y pequeños detalles decorativos que no son de su estilo, es probable que salgan corriendo incluso aunque la casa tenga un gran potencial debajo de tantos objetos.

Busca ayuda de profesionales

Del mismo modo, tanto cuando me pregunto cómo vender mi piso rápido, cómo también a la hora de encontrar los mejores consejos para vender un chalé o un adosado la mejor solución siempre pasa por contactar con unos buenos profesionales. Es verdad que en la actualidad existen multitud de formas de vender una propiedad sin necesidad de ponernos en contacto con ninguna inmobiliaria, pero realmente un vendedor profesional es la única persona que puede asegurarnos que podremos vender nuestro chalet o nuestro adosado en poco tiempo y a un buen precio.

En este punto, los expertos recomiendan seleccionar agentes inmobiliarios profesionales, porque sólo ellos podrán aportarnos información sobre casas parecidas en nuestra zona, precios, tendencias y los mejores tips para mostrar nuestro chalet o adosado de forma profesional. De hecho, en muchos casos serán estos mismos profesionales los que se encargarán de mostrar la casa a los posibles compradores si nosotros no tenemos tiempo ni experiencia para enseñar el chalet.

Aprovecha los recursos online

Por otro lado, los expertos también recomiendan aprovechar tanto como podamos los recursos online que existen actualmente para vender un chalet o un adosado. Hablamos de herramientas tan interesantes como las páginas web de compra venta de inmuebles que nos permiten poner a la venta nuestras viviendas y llegar de esta forma a un número muy grande de potenciales compradores. Si no sabemos cómo gestionar este tipo de herramientas, puede ser interesante pedir a nuestro agente inmobiliario que nos ayude a optimizar la presencia de nuestro chalet o de nuestro adosado en Internet para que pueda llegar a muchos más interesados.

Dale un lavado de cara

Del mismo modo, es fundamental que hagas una pequeña inversión antes de vender tu casa y arregles los desperfectos que te vayan a impedir venderla. No es necesario que hagas un gran desembolso de dinero, pero si arreglas los típicos desperfectos que suelen aparecer con el paso del tiempo como las grietas, las manchas en la pintura o las puertas que van duras, conseguirás cerrar la venta de forma mucho más eficiente. Piensa que si un comprador ve estos pequeños defectos y se pone a pensar que tendrá que gastar todavía más dinero para acondicionar la casa es probable que se decante por otras propiedades mejor conservadas, con lo que no debes verlo como un gasto, sino como una inversión para conseguir cerrar cuanto antes la venta de tu chalet o adosado.

Lo mejor es hacerlo de forma inteligente, invirtiendo sólo un poco de dinero en lavarle la cara a tu hogar y en arreglar los desperfectos básicos para conseguir después un gran retorno en forma de venta de tu chalet.

Flexibilidad ante todo

Asimismo, si de verdad quieres vender tu chalet o tu adosado es fundamental que establezcas un precio clave del que nunca vayas a bajar para la venta, y que establezcas después un precio algo más alto para anunciar a los posibles compradores, siendo flexible en este punto para conseguir cerrar la venta, pero sin bajar nunca del precio mínimo establecido. A la hora de hacerlo, ten en cuenta que debes escoger un precio realista y que se ajuste a la situación actual del mercado, o en caso contrario nunca conseguirás vender tu casa. Si dejas un margen para negociar será posible lograr que los compradores escojan tu vivienda por delante de otras.

En conclusión, si de verdad quieres vender tu chalet o adosado en menos tiempo del esperado y a un precio justo, te recomendamos seguir estos consejos para presentarlo como una opción muy atractiva de cara al público potencial que se decida a conocerlo.