Estado actual de la legalidad del cultivo del CBD en España

Laura
Laura

La regularización de la marihuana legal en España es un tema que genera bastantes dudas debido a la cantidad de normativas, restricciones e incongruencias que existen al respecto. ¿Es posible comercializar CBD en España? ¿puedo cultivar CBD? La respuesta, tanto en la primera como en la segunda pregunta, es afirmativa. La comercialización, así como el cultivo de marihuana, es legal en España, ahora bien, no en todos los casos. Para que ello sea posible, la marihuana debe ser de CBD y cumplir con las especificaciones que indican las normativas y los organismos reguladores.

Así mismo, además de estar permitido el cultivo de marihuana legal España también existen varios incentivos internacionales pensados para promover su desarrollo, aunque los problemas radican —principalmente— en el momento de su comercialización, como veremos en este artículo.

A continuación, respondemos a todas las cuestiones relacionadas sobre el cultivo de marihuana legal en España —o CBD legal—, qué dice la normativa europea al respecto, y la postura de la OMS. Si estás interesado en cultivar CBD, sigue leyendo.

¿Se puede cultivar CBD en España?

La respuesta es afirmativa. Ahora bien, para poder plantar marihuana legal en España —y que, posteriormente, se pueda comprar marihuana legal en España— es fundamental que esta esté hecha con CBD. Para ello se debe tener en cuenta las especificaciones que aparecen en el Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre, en el cual se establecen las normas para la solicitud y concesión de las ayudas al lino y textil de cáñamo. Esta normativa autoriza el cultivo de 25 variedades de cáñamo industrial, además de conceder subvenciones en los cultivos destinados a la fabricación de fibras.

Ahora bien, tanto para el cultivo de CBD en España, así como para la comercialización, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) especifica que los productos de CBD no deben superar la cantidad del 0,2% de THC —el principal cannabinoide con efectos psicoactivos del cannabis—. Por otro lado, las variedades de semillas utilizadas —según se contempla en el RD 1729/199— deben ser semillas que provengan del cáñamo industrial —o cannabis Sativa L— y que estas estén certificadas.

Así mismo, dependiendo de los productos que vayan a comercializarse una vez que el CBD legal haya sido obtenido —como el aceite de cannabis legal—, será necesario que estos pasen un control por parte de los registros municipales correspondientes. En este caso, lo que se debe de tener en cuenta —en primer lugar— es la postura de la Unión Europea, que es la que establece la normativa específica en esta materia. Concretamente la restricción de la comercialización del CBD como nuevo alimento por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en marzo de 2018, hasta que pase unos controles específicos que garanticen la seguridad alimentaria —actualmente en proceso—.

Normativa europea sobre el cultivo del cáñamo de CBD legal

La normativa europea también regula el cultivo de CBD legal, además de ofrecer incentivos por acelerar el crecimiento del sector del cáñamo industrial. Para ello, debemos fijarnos en los reglamentos UE nº 639 del 11/03/2014 y nº 1038 del 17/12/2013. Estos destinan una provisión de hasta 700.000 euros por año para acelerar el crecimiento de este sector, así como para mejorar las condiciones y la venta del producto posterior —como el aceite de cannabis legal, por ejemplo—.

Esta normativa, por otro lado, facilita exenciones en las contribuciones de tres años para quienes iniciaron una empresa agrícola en el año 2018. Estas exenciones se reducen al 65% y al 50% en los años sucesivos. También podemos encontrar subvenciones por su plantación en el Real Decreto 1729/1999 siempre y cuando el producto final esté destinado a la fabricación de fibras.

Una de las ventajas de la normativa europea, que es la que prima sobre el resto de países miembros y la que impone unas pautas comunes para cada uno de ellos en esta materia —y en otras muchas—, es que, con respecto a los años anteriores al 2014, las restricciones al cultivo del CBD legal se han flexibilizado considerablemente. Ello se traduce en que ya no existe una obligatoriedad de notificar a las autoridades cuando se comience con un cultivo destinado al CBD legal. Ahora bien, ello no exime a los agricultores de conservar las etiquetas de las semillas durante un mínimo de 12 meses desde el momento de su compra para que puedan ser utilizadas como medio de justificación de que se trata de semillas certificadas y procedentes del cáñamo industrial con un porcentaje de THC inferior al 0.2%.

Así mismo, los controles de la policía solamente pueden realizarse estrictamente en presencia del agricultor. La normativa establece, no obstante, que si las plantas de cáñamo no cumplen con las especificaciones se puede proceder a la destrucción de la plantación.

Comprar marihuana legal en España ¿Es posible?

La respuesta es afirmativa, es posible comprar marihuana legal en España. Ahora bien, para ello se debe tener en cuenta la última restricción proveniente de la EFSA en la cual se prohíbe la comercialización de CBD siempre y cuando vaya destinado al consumo humano. Por ello, cuando se compran productos de CBD legal estos deben estar destinados a fines cosméticos —como el aceite de cannabis legal— o para uso ornamental… pero nunca para consumo. Es decir, lo que se conoce como productos para uso externo. Así mismo, estos deben estar certificados con procedencia exclusiva del cáñamo industrial —Cannabis Sativa L—. El certificado debe garantizar, así mismo, que el nivel del THC no sea superior al 0.2%, como los productos que puedes encontrar en CBDnatura.es donde puedes encontrar cogollos CBD, aceite de CBD, hachís CBD y E-liquid CBD.

¿Qué dice la OMS sobre el CBD y el cannabis?

La Organización Mundial de la Salud ha manifestado en varias ocasiones su postura sobre el CBD y el cannabis. En el primero de los casos tuvo lugar en el año 2017, en ese caso expresó que el CBD no se trataba de una sustancia adictiva y que tampoco tenía efectos negativos para la salud.

En el año 2019 volvió a manifestar su postura y pidió a la ONU que retirara el cannabis de la lista de las drogas más consumidas del mundo, ya que no la consideraba como tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *