¿Es legal instalar cámaras de videovigilancia en el exterior de casa?

Laura
Laura

Proteger tu hogar y a los tuyos debe ser sin duda una de tus prioridades en materia de seguridad, y es por ello que probablemente te hayas planteado la instalación de cámaras fuera de casa. A continuación te contamos si es legal instalar cámaras de video vigilancia en el exterior de casa y toda la normativa que existe al respecto.

Cámaras de vigilancia exteriores y legalidad

Cada vez son más las personas que tienen cámaras dentro de casa para garantizar la seguridad de toda la familia y de sus bienes personales. Pero ¿qué pasa si quieres poner una cámara fuera? Tanto si vas a ubicar una cámara de video vigilancia debes saber que el captar imágenes es un dato personal y por tanto se encuentra protegido por la normativa de protección de datos.

Para ubicar una cámara de seguridad en casa debes cumplir algunos requisitos para no infringir la normativa vigente y poder ganarte una sanción. Primero que nada es importante que sepas que captar imágenes dentro de casa no es objeto de la Ley de Protección de Datos ya que se realiza en el ejercicio de una actividad doméstica o personal. En cambio, si tus cámaras van a captar la imagen de otras personas o vas a ubicarlas en el exterior de tu hogar esto sí está regulado.

Muchos propietarios no tienen claro si pueden ubicar cámaras de video vigilancia en el exterior de casa porque puede resultar incómodo para el resto del vecindario pero lo cierto es que sí es posible y legal ubicar estas cámaras en el exterior de sus casas para conseguir una mayor protección y también más seguridad. Ahora bien, para hacerlo es importante tener en cuenta que se tendrá que tener mucho cuidado con la instalación de estas cámaras para que no afecten a zonas comunitarias o privadas porque esto sí podría suponer un problema para los vecinos.

Es por ello que estos casos requieren del cumplimiento de algunas garantías recogidas en esta normativa de protección de datos. Primero, de la obligación por parte del titular de inscribirse antes de capturar las imágenes en el AEPD o Registro General de Protección de Datos de la Agencia Española. Además también es fundamental informar con un cartel visible de que la zona está video vigilada. En el cartel debe incluirse quién se responsabiliza de la instalación de las cámaras y ante quien es posible ejercer los derechos de cancelación, acceso, rectificación y oposición que se incluyen en la normativa de protección de datos.

A las imágenes captadas solamente podrá acceder el titular responsable y si la conexión a la cámara se hace por Internet el acceso tendrá que estar restringido con un usuario y una contraseña, como nos explican los expertos en seguridad y vigilancia de Doverty Albacete, quienes conocen muy bien cómo funcionan las cámaras de video vigilancia y otros tipos de mecanismos de seguridad.

Además el lugar en que se ubique el sistema de grabación debe contar con acceso restringido para que sólo pueda acceder la persona autorizada. Las imágenes deben conservarse durante un mes desde que han sido grabadas.

De esta forma se extrae que un vecino no puede grabar el interior de tu propiedad ni la vía pública, sino que si pone una cámara la captación de imágenes estará limitada a su propiedad. Las zonas de la vía pública, los terrenos y las viviendas colindantes no podrán ser grabadas porque serán consideradas espacios ajenos. Solamente se permite una excepción con las zonas de accesos a la vivienda. Además, para usar cámaras orientables y que cuenten con zoom se deben usar máscaras de seguridad para proteger la privacidad de la gente.

Un de las principales ventajas de instalar cámaras de video vigilancia en el exterior de casa es que con estos dispositivos se consigue una seguridad óptima para proteger a las personas que se encuentren dentro del hogar. Estas cámaras pueden instalarse legalmente si cuentan con supervisión remota y vayan a usarse para grabar imágenes siempre alrededor de la vivienda.

Para instalar cámaras de seguridad en una comunidad de propietarios esto debe aprobarse en junta por acuerdo de al menos las tres quintas partes de los propietarios. Si ya existe un servicio de seguridad y se quiere añadir el sistema de grabación como complemento bastaría con una mayoría simple. Los vecinos no podrán instalar cámaras de seguridad en un elemento común de la finca a no ser que obtenga el consentimiento de todos los propietarios previamente.

Es básico que cuando se vaya a realizar la instalación de cámaras de video vigilancia se tenga cuidado con captar algunas zonas comunes del hogar como los patios, los pasillos o los garajes comunitarios. Como ya hemos indicado, para captar estos espacios será fundamental informar y procesar un permiso emitido por la comunidad ya que en estos casos sí entrará en juego la Ley de Protección de Datos.

Al mismo tiempo es fundamental que al ubicar las cámaras se tenga en cuenta que no se puede invadir la privacidad de los vecinos, con lo que es mejor que su fachada no quede visible para no invadir su intimidad.

Además es posible instalar cámaras de video vigilancia para revisar las tareas del trabajador o de los trabajadores domésticos en el exterior (por ejemplo, de los jardineros), pero para ello es fundamental informar a los trabajadores antes.

Por último, si las cámaras de video vigilancia en el exterior de la casa captan la comisión de una infracción o de un delito es importante ponerlo cuanto antes en conocimiento de las autoridades entregando las grabaciones y poniendo una denuncia. Las imágenes por supuesto no podrán ser usadas para otro fin. En algunos casos serán los mismos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado los que pueden requerir las grabaciones como prueba para cualquier tipo de investigación, tanto judicial como policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *