En qué consiste y cuánto cuesta una instalación solar

Laura
Laura

El hombre es un ser que necesita de cada vez más energía para poder seguir llevando el ritmo de vida actual. Para conseguirla, la energía solar se presenta como una de las mejores opciones a la hora de conseguir esa energía, debido a que la irradiación solar es una fuente ilimitada, de aquí que sea una de las mejores opciones en estos momentos.

Este tipo de energía se puede capturar y pasar a energía eléctrica para nuestro uso a través de las instalaciones solares, las cuales tienen como protagonista especial a los paneles solares

¿Qué es un panel solar?

Los paneles solares están presentes en las instalaciones solares y son los encargados de capturar la energía del sol y transformarla en energía eléctrica.

Un panel solar está formado por celdas fotovoltaicas. La conversión de energía se realiza a través del efecto fotovoltaico. Esto quiere decir que un electrón pasa de la celda del panel que está cargada de manera negativa a una con carga positiva. Esto es lo que hace que se cree una corriente eléctrica continua. Esto significa que cuanto mayor sea el tamaño de la instalación y del módulo fotovoltaico, mayor será la cantidad de energía producida.

La energía creada luego tiene que pasar a un inversor solar, el cual será el encargado de trasformar esa energía en corriente alterna para que pueda ser usada en nuestro sistema doméstico. La energía que se consigue se puede usar directamente y la energía sobrante se puede guardar a través de baterías solares. Aunque también se puede mandar al sistema eléctrico para que pueda ser aprovechado por otras personas.

Tipos de instalaciones

Actualmente podemos encontrar diferentes tipos de instalaciones solares. Te vamos a mostrar las más importantes para que puedas elegir las opciones que mejor encajan con tus necesidades.

Instalaciones de autoconsumo conectadas a red

Es el tipo de instalación en el cual el usuario sigue conectado a la red eléctrica. Esta técnica suele ser la más recomendada porque permite al usuario usar energía de la red eléctrica cuando no la puede obtener a través de la energía solar.

Dentro de este tipo de instalación podemos encontrar instalaciones con vertido de excedentes a la red eléctrica e instalaciones sin vertido de excedentes a la red eléctrica.

Instalaciones de autoconsumo aisladas

Es el tipo de instalación en el cual el consumidor no está conectado a la red eléctrica. Esto quiere decir que el consumidor no puede conseguir electricidad externa en los momentos en los cuales la instalación no sea capaz de abastecer de energía a la vivienda. Para evitar apagones, se suelen acompañar con baterías.

Componentes de la instalación solar

Las instalaciones fotovoltaicas están formadas por diferentes piezas. A pesar de que se suele pensar que el panel solar es lo más importante, la verdad es que todas las piezas de la instalación son importantes para obtener buenos resultados.

Placas solares: son los encargados de trasformar la irradiación solar en energía eléctrica. Actualmente podemos diferenciar diferentes paneles solares, monocristalinos, policristalinos y thin film. Los mejores en estos momentos son los monocristalinos por su mayor rendimiento, de aquí que suelan ser los más recomendados, aunque su precio es superior.

Inversor solar: es el encargado de trasformar la energía producida por el panel solar en energía apta para usar a nivel doméstico. En este caso podemos encontrar inversores para instalaciones con conexión a red y para auto consumo aislado con baterías.

Baterías solares: las baterías solares son las encargadas de guardar la energía que ha sido producida por los paneles solares para poderla usar en el futuro. Es decir, los excedentes energéticos se guardan para cuando se necesite. Dentro de este rango podemos encontrar diferentes tipos de baterías como AGM, Litio, Monoblock y estacionarias.

Componentes secundarios: reciben este nombre la estructura de soporte de las placas solares, el contador bidireccional, regulador de carga y el cableado que necesita la instalación.

¿Cuánto cuesta una instalación solar?

Hay muchas variables que afectarán en el precio final, pero nosotros te vamos a dar unos datos aproximados para que puedas darte cuenta de la inversión que tendrás que realizar para poder disfrutar de este tipo de energía.

Paneles fotovoltaicos: son el 40% de la inversión más o menos. Dependiendo del tipo de panel elegido, el precio será de unos 200 a 250 euros más o menos por panel. Como bien sabrás, cuantos más paneles pongas, más energía podrás conseguir.

Inversol solar: el encargado de trasformar la energía no es barato. Para que te hagas a la idea, tiene un precio medio de unos 1500 euros, lo que significa que se lleva un 20% más o menos del presupuesto.

Estructura soporte: siempre hay que comprar uno de calidad para que el panel solar esté protegido y siempre esté en la dirección correcta. Su precio es de unos 40 euros por unidad.

Contador bidireccional: tiene un precio de unos 200 euros. Es necesario si vas a seguir conectado a la red eléctrica para poder obtener electricidad cuando no puedas producir y vender la tuya cuando tengas excedente de energía.

Cuadro de protecciones: su precio es de unos 350 euros. Si compras un cuadro de calidad, podrás tener la certeza de que incluirá todas las protecciones para la instalación solar. Normalmente ofrece protección de calidad para la corriente continua como para la alterna, de aquí que sea otra pieza indispensable en la instalación.

Mano de obra y materiales: es otro gasto que hay que sumar a la instalación. Todo dependerá de la empresa a través de la cual encarguemos el trabajo, pero más o menos el coste suele ser de unos 750 euros. Para evitar problemas, solicita presupuesto para saber cuánto te costará realmente la instalación. Por supuesto, si sabes hacerlo tú, entonces te podrás ahorrar la mano de obra, aunque los materiales los tendrás que comprar igualmente.

Legalización y boletín: para que todo esté en orden, tendrá que legalizar la instalación. Los trámites suelen tener un coste de unos 300 euros aproximadamente. En muchas ocasiones la empresa se encarga de todo para que no te tengas que preocupar del papeleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *