Cuánto cuesta un paisajista para el jardín y qué servicios te ofrece

Laura
Laura

Si tienes un jardín es importante que lo tengas bien cuidado y que sea bonito para que cada vez que salgas al jardín puedas sentirte realmente cómodo. Por tiempo o por pereza tener el jardín bien diseñado y cuidado es complicado. Si te sientes así, lo mejor que puedes hacer es contratar a un paisajista.

¿Por qué contratar a un paisajista?

Como nos comentan desde esta web profesional en reformas ReformasIntegrales.com, lo importante a la hora de contratar a un paisajista es tener la certeza de que hace bien su trabajo y sobre todo se adapta a nuestro presupuesto.

Para que te hagas a la idea, un paisajista trasformará de una manera sencilla tu jardín para que te sientas satisfecho de tenerlo, incluso si el jardín no es bonito inicialmente. Cuando esté listo, te darás cuenta de que la transformación ha sido total y en consecuencia has hecho bien a la hora de contratar al profesional. Para que te hagas a la idea, son capaces de adaptarse a tu presupuesto y adaptar tu jardín a tus necesidades consumiendo muy pocos recursos. Esto es posible a que conocen muy bien su trabajo y saben lo que cada cliente necesita.

Decora con plantas y muebles

En muchas ocasiones solemos pensar que el trabajo de los paisajistas solo consiste elegir y poner en el lugar indicado las plantas. Pero su trabajo va mucho más allá para conseguir la belleza que buscamos al contratar a este profesional.

También se encarga de elegir el mobiliario de jardín que mejor encaja en el espacio que está creando, por lo que en este aspecto tampoco te tendrás que preocupar. Por supuesto, dependiendo del presupuesto que tengas, la calidad y diseño del mobiliario será uno u otro. Pero lo importante es que tengas claro que se ocupará de todo.

Diseño y ejecución

El profesional no solo se encargará de diseñar el jardín para que te enamores nada más verlo, sino que también se encargará de contratar a los profesionales que se encargarán de hacer las obras y trasformaciones necesarios. Es decir, pasará la teoría a la práctica.

El objetivo siempre es que el cliente no se tenga que preocupar de nada. Esto significa que una vez que le muestra el diseño en un plano y recibe el visto bueno del propietario, se pone manos a la obra para pasar lo que está en el plano al jardín. Para ello se encarga de comprar las plantas, mobiliario, contratar a los jardineros… y todo lo que sea necesario para dar un lavado de cara al jardín y conseguir que quede sencillamente espectacular. Recuerda, un jardín que puede parecer que no tiene solución la tendrá cuando nos pongamos en manos de un verdadero profesional. Te puedo asegurar que han conseguido y seguirán consiguiendo cosas que a simple vista pueden parecer imposibles.

Jardín sostenible

Cada vez son más las personas que soliciten al paisajista que les convierta un jardín tradicional en un jardín sostenible. Si tienes en mente este tipo de jardín, te puedo asegurar que el profesional lo podrá conseguir sin problemas, gracias a que cada vez tienen más herramientas para conseguirlo. Recuerda, su trabajo es adaptarse a las necesidades del cliente.

Por otra parte, quiero destacar que un jardín sostenible no solo es bonito, sino que también conseguirás ahorrar energía y agua a la hora de cuidarlo, de aquí que cada vez estén más de moda. Normalmente también suelen crear jardines que sean fáciles de cuidar para que la elegancia dure el máximo tiempo posible.

¿Cuánto cuesta un paisajista de jardines?

No es fácil dar respuesta a esta pregunta, debido a que todo dependerá del profesional que contrates. Dependiendo del caché del paisajista, el precio por contratar sus servicios será mayor o menor. Para hacernos a la idea, podemos decir que el precio suele ser superior a los 250 euros por trabajo en los profesionales más económicos, pero en ocasiones el precio suele ser superior. Sin olvidar que buena parte de estos servicios no incluyen el IVA, es decir, se debe pagar aparte lo cual encarece el precio final.

Luego hay que sumar el coste de la propia obra para poder transformar el jardín. Dependiendo de lo que quieras, el precio será mayor o menor y se sumará al coste del profesional. Para que te hagas a la idea, el precio mínimo por metro cuadrado suele ser de 30 euros, mientras que en ocasiones puede superar incluso los 200 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *