Cómo hacer vallas para el jardín con madera de palets

Laura
Laura

Las vallas con madera de palets son una de las soluciones más recomendables si se quiere tener un vallado que, además de ser muy útil cuente con la sostenibilidad y con el reciclaje como punto de partida, dure mucho tiempo sin que se estropeen y que además, el coste final de todo sea mucho más económico si compras las vallas fabricadas. En esta guía básica queremos que tengas claro cómo hacer vallas para el jardín con madera de palets que podrás hacer por ti mismo.

Primeros pasos para hacer tus vallas de jardín con palets

Para comenzar con nuestra tarea, lo que necesitaremos será comprar palets o buscar en aquellos sitios donde se nos pueda suministrar de manera gratuita, aunque debes saber que en estos lugares obtendremos una madera que ya ha sido utilizada por lo que tienes que saber que quizás la calidad no es la que buscas, por lo que te aconsejamos siempre hacer un pedido de palets nuevos. Deberás de tener a tu disposición un gran número de estos elementos, según la cantidad de vallas que quieras elaborar.

Para hacer esto, lo más aconsejable es que compruebes la longitud del vallado que vas a realizar, y una vez hecho esto, contar el número de tablones que vas a requerir. Cuando hayas analizado el número de palets que necesitas y los tengas ya en tu casa, lo que te recomendamos que tengas a mano es una palanca denominada pie de cabra puesto que estos modelos vienen fenomenal para desmontar los palets de madera, tal y como leemos en este artículo sobre cómo hacer una valla con madera de palets. Para ir retirando tabla por tabla te vamos a recomendar que además que tengas a mano una palanca, te protejas, puesto que podría saltar una astilla a tu cara o a tu cuerpo y ser muy doloroso o incluso peligroso. Por este motivo, te recomendamos que compres unos guantes para esta finalidad y también que uses una mascara protectora para los ojos y una ropa resistente para evitar cualquier problema.

Tutorial para hacer vallas para jardín con madera de palets

Una vez que tengamos todos los listones sueltos, elegiremos aquellos que usaremos para nuestro vallado. Le tendremos que pasar un par de manos de lija, aconsejándote si quieres agilizar todo el proceso que lo hagas con la ayuda de una lijadora eléctrica, puesto que ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo, pudiendo tener todas tus tablas listas en el menor tiempo posible.

De igual manera, te recomendamos que puedas darle la forma que deseas a las vallas, es decir, con una punta en pico o circular, y esto tendrás que usarlo con una caladora. Cuando realices los cortes pertinentes tanto para que midan lo mismo todas las tablas y cuenten con el diseño final, deberás de volver a lijarlas para que no queden picos que puedan dañarte.

Lo siguiente será montar tu vallado con la ayuda de un taladro como también de tornillos y otro tipo de herramientas de trabajo. Deberás, antes de hacer los orificios, medir muy bien las dimensiones para que todo quede en el lugar exacto y cuando esté todo montado poder sentir que tienes exactamente lo que deseas. Una vez que lo tienes todo listo, vendrá el momento de darle las capas de pintura, debiendo de usar al menos dos o tres manos, para que el color quede bien absorbido, sin olvidarte que una vez que realices el pintado del vallado, apliques un barniz incoloro con el fin de proteger del paso del tiempo la valla, algo que será muy útil por ejemplo cuando hace mucho calor o incluso en épocas de mucha lluvia en la que la madera puede tener muchos problemas si no se trata ni se mantiene como es debido.

[Votos: 0 Media: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *